Blog
Noticias y novedades en marketing digital

Redacción SEO: mitos y consejos para escribir en tu web

Rocío García

Se habla mucho de contenido en SEO, pero el enfoque es, a menudo, demasiado artificial o anclado en prácticas obsoletas que nada tienen que ver con la realidad actual. Para desterrar algunos mitos relacionados con este aspecto crucial del posicionamiento en buscadores, hacemos un resumen de lo que Google espera de un contenido web.

 

SEO de contenidos: qué no es

 

Empecemos por el principio. Un contenido optimizado para SEO nunca debe ser:

 

  • Un uso repetitivo y sin sentido de palabras clave y sus sinónimos
  • Un texto alargado sin más, sin hilo conductor o que no aporte información
  • Un contenido igual o similar al publicado en la propia web u otras

 

Pese a que en cualquier otro tipo de texto evitar todo esto se vería lógico, lo cierto es que en el mundo del SEO se han practicado durante años ocasionando no pocos problemas de posicionamiento a los dominios que abusaron de ellas en pro de un mejor puesto en el ranking de resultados.

 

En la actualidad, nos encontramos con que muchos de los mitos sobre el contenido siguen circulando. Una a una, vamos a explicar por qué muchas de estas creencias sobre la redacción SEO no son eficientes ni para tu negocio ni mucho menos para tu público.

 

¿Mucho contenido es bueno para SEO?

 

Depende. Google se ha esforzado en los últimos años en repetir que todo aquello que se escriba esté pensado para los usuarios, no para posicionar. Existe una lógica imperante detrás de esta premisa: si un contenido da información precisa y útil a los usuarios, ayudará a cumplir la intención de búsqueda que los llevó a visitar esa URL y, por tanto, será considerado bueno. Por eso, tendrá más oportunidades de posicionar mejor en los buscadores. Pero ¿por qué perder 30 minutos leyendo si lo que quieres saber se puede responder en 5?

 

En cuanto a la extensión, Google recomienda no escribir “porque sí”: mucho contenido sin un objetivo claro y sin aportar nada al usuario es considerado de baja calidad frente a una intención de búsqueda concreta y, además, causará una pérdida de tiempo de rastreo por parte del robot de Google.

 

Así, cuando se trate de explicar un servicio o producto, lo mejor es hacerlo sin perder de vista la concisión. Alargar el contenido de forma artificial en una página de este tipo no ayudará a posicionar mejor incluso aunque los competidores tengan contenidos más extensos (pero no necesariamente mejores de acuerdo con Google).

 

El número de palabras o la ratio entre texto y código fuente no son factores de ranking según el buscador. Así que optar por un texto de 50 palabras o por otro de 2.000 dependerá de la intención de búsqueda. Menos es más a la hora de ayudar al usuario a resolverla.

 

¿Es necesario tener un blog para posicionar mejor?

 

Como reconoce Martin Splitt, desarrollador y portavoz de Google, “tener un blog no es un factor de ranking general”. Esta sección ayuda a entender a qué se dedica una empresa o de qué va la web, por ejemplo, a través de la publicación de eventos, pero no afecta al rendimiento general ni a la clasificación en particular.

 

La premisa, una vez más, es que aporte valor y que ayude al usuario. En ese caso, el blog sí que es una herramienta de gran utilidad pero no es necesario per se para posicionar en Google.

 

 

¿Es mejor siempre publicar contenido nuevo?

 

Cuando se trata de un tema recurrente del que se habla cada cierto tiempo, lo ideal es replantear el contenido ya existente por si pudiera actualizarse. Google valora el contenido único, así que se debe evitar publicar si es parecido a algo anterior, ni siquiera aunque se canonicalice en favor del original.

 

Cuando Google habla de contenido fresco, esto no es sinónimo de nuevo, sino de actualizado. En aquellos casos en que sí sea mejor crear un contenido desde cero, se recomienda enlazar al antiguo para ayudar al usuario a ampliar información.

 

Cuando se trata de resolver dudas concretas, es preferible agruparlas en lugar de contestarlas una a una en URLs diferentes: muchas páginas con poco contenido se consideran “thin content”. Asimismo, es mejor contestar las dudas referentes a un producto en la página de producto en lugar de una URL aparte.

 

Entre las ventajas de fusionar contenidos para el posicionamiento SEO, Google apunta:

 

  • Menor volumen de páginas a rastrear en el dominio
  • Más facilidad de identificar a qué página enviar a los usuarios

 

 

¿Cómo valora Google si un contenido es malo?

 

Para acercarse a lo que está ocurriendo a nivel de rastreo e indexación, la mejor herramienta es el informe de rendimiento de Google Search Console. Muchas impresiones para una URL concreta pero pocos clics pueden indicar un contenido poco ajustado a las necesidades del usuario.

 

Asimismo, tener muchos clics pero que las sesiones en Google Analytics no apunten a conversión se traducirían en la necesidad de replantearse si ese tráfico orgánico merece la pena y, por tanto, cambiar de alguna manera el contenido para que nos genere un beneficio.

 

Si en un dominio existe contenido considerado spam o de baja calidad, el dominio puede presentar un mal rendimiento y no indexar y, en el peor de los casos, puede sufrir acciones manuales de penalización. Si esto llega a ocurrir, la única solución pasa por limpiar todo aquello que sea negativo desde el punto de vista del usuario.

 

En conclusión: si tu contenido no funciona, mejóralo o quítalo.

 

 

¿Google reconoce el contenido autogenerado?

 

Por norma general, este contenido es fácilmente identificable y peca de previsible. Por ejemplo, en aquellos casos en que se crean decenas de páginas de aterrizaje diferentes, pero dentro del texto solo cambia la ubicación. En este sentido, se recomienda escribir contenido realmente diferente para que no se considere duplicado y se indexe. Aportar información individualizada de cada sitio y hacerlas realmente útiles para el usuario es la clave para que funcionen.

 

 

¿Qué considera Google contenido duplicado?

 

Copiar y pegar desde cualquier otra web (incluso del propio proveedor) es contenido duplicado. Aparte de lo obvio, existen otras maneras de caer en un problema de contenido duplicado interno que no son necesariamente intencionadas.

 

Por ejemplo, en aquellos dominios que cuentan con versiones localizadas para distintas regiones o idiomas, es importante saber que, si no se hace correctamente, Google los considerará duplicados.

 

Un ejemplo: si existe una página de producto con una versión para Suiza y otra para Alemania con la misma descripción pero un precio diferente, el buscador las etiquetará como iguales.

 

Un error común es canonicalizar una de ellas apuntando a la otra, algo a evitar puesto que el objetivo es que el usuario, dependiendo del lugar o idioma donde se encuentre, acceda a la más adecuada. Por ello, lo correcto es el etiquetado hreflang que ayudará a Google a entender la relación entre ambas páginas, sin considerarlas duplicadas sino dirigidas a públicos distintos.

 

Quiero escribir contenido útil para mis usuarios pero no tengo ideas. ¿Qué hago?

 

Google ha creado Question Hub, un espacio donde se recogen las preguntas sin respuesta directamente de los usuarios para identificar brechas. Una nueva oportunidad para crear contenido único y relevante. Aún en beta, está disponible sólo para algunos países.

 

Otra fuente indispensable de información para quienes quieran adentrarse en la redacción SEO son las directrices de evaluación de calidad. Un documento exhaustivo para conocer con detalle cómo se clasifica la información dentro del buscador.

 

Tips para redacción SEO

 

En resumen, estos son los consejos para crear contenidos SEO efectivos:

 

  • Piensa en tus usuarios, no en los bots
  • Usa las palabras clave convenientes para cada intención de búsqueda
  • Escribe cuanto sea necesario para dar una buena información, ni más ni menos
  • Sé original y evita contenidos duplicados

 

Si necesitas ayuda para elaborar tus contenidos web con una perspectiva SEO, no dudes en contactar con All Around Digital y te asesoraremos.