Cómo crear una tienda virtual en 11 pasos

¿Quieres comenzar a vender tu producto en Internet y no sabes cómo crear una tienda virtual? Aquí te explicamos los 11 pasos fundamentales que deberías dar antes de crear una tienda online.

1. Estudia el mercado: Busca en Google

Si buscas tu propio producto o productos parecidos, estarás actuando de una forma muy parecida a como lo harían tus clientes potenciales. Este ejercicio puede ser muy útil, ya que te revelará quiénes son tus competidores, si hay un gran número de ellos, de dónde son, si se anuncian en Google o no, cuál es el precio de sus productos y si venden en Amazon.

Si además quieres ir a por el sobresaliente, puedes recurrir a Google tendencias y al Planificador de palabras clave. Con Google tendencias podrás saber si tu idea es un valor o no en alza, para los usuarios que usan el buscador, y, con el planificador de palabras clave, cuánto están pagando tus competidores por cada clic de un cliente potencial.

2. Tu proposición única de venta

Ya sabes mucho más de tus competidores, ahora debes decidir cuál será tu argumento de venta o proposición única de venta (USP, su acrónimo en inglés): ¿qué haces mejor que tus competidores? ¿qué es lo que te diferencia verdaderamente de ellos?.

Este punto es muy importante porque determinará la posición de tu empresa en contraposición con la de tus competidores: ¿querrás diferenciarte por el precio? ¿por tus servicios adicionales? ¿por tu política de envíos?… Toda tu estrategia digital y tus acciones de Marketing depende directamente de cómo definas tu USP. Será la imagen que permanecerá en la memoria de tus clientes, así que elige sabiamente.

Para ayudarte con esta etapa, aquí tienes buenos ejemplos de USPs:
– Domino’s Pizza: “Si la pizza no está en tu casa en 30 minutos o menos, te la regalamos”.
– Zappos: “Tenemos la mejor política de devoluciones Una política que elimina el miedo a comprar online tus zapatos y que no sean de tu talla”.

3. Cómo serán los envíos desde tu tienda virtual

El siguiente paso del proceso para crear tu tienda online es definir tu estrategia de envíos. Éste es un elemento crucial, ya que impactará poderosamente en tu cuenta de resultados: enviar productos y gestionar las devoluciones es uno de los elementos más costosos para cualquier ecommerce.

Tus competidores pugnan por ofrecer el mejor servicio a sus clientes, y en este contexto no es fácil encontrar una solución rentable. Necesitas decidir: el embalaje de tus productos, el transporte, el tiempo de envío, el precio, la gestión del stock, las políticas de devolución y reembolso… No es tan sencillo, ¿verdad?

4. Métodos de pago aceptados en tu comercio virtual

Ahora tienes que pensar qué métodos de pago vas a aceptar en tu tienda online. Por un lado, seguramente preferirías poder ofrecer el máximo número de opciones de pago, para no perder ninguna posibilidad de venta y dar a tus clientes el mejor servicio. Pero, por el otro, tienes que poner a prueba el sistema de pago que usarás:
– ¿Es fácil gestionar las devoluciones?
– ¿Cómo se conecta con tu CRM y con tu cuenta bancaria?
– ¿A cuánto ascienden los costes? Cada método de pago va a aplicarte una tarifa y comisión diferentes.

5. Atención al cliente

Cuando creas una tienda virtual, no puedes infravalorar la carga de trabajo que tendrán que soportar tus agentes de atención al cliente, ya que ellos recibirán innumerables preguntas de los visitantes al ecommerce y tendrán que responder con la mayor brevedad posible (si es posible vía chat) para no perder ninguna posibilidad de venta. Por ello, tendrás que elegir un CRM para gestionar los pedidos y los clientes de la forma más eficiente. También, invertir algo de tiempo en escribir un apartado de Preguntas Frecuentes, que seguro ahorrará tiempo y dinero en el futuro inmediato.

6. Investigación de las palabras clave

Quizás creas que aún es demasiado pronto para elegir las palabras clave en el proceso de creación de tu tienda virtual, pero es un aspecto crucial a considerar antes de embarcarte en la creación de tu propio comercio online. La investigación de palabras clave es una parte muy importante de la optimización para buscadores (SEO, por su acrónimo en inglés).

Este proceso consiste en elegir las palabras clave adecuadas para que Google, y otros motores de búsqueda, entiendan de qué va tu tienda virtual, y qué productos vendes. Esto hará que mejore tu visibilidad y, por consiguiente, el tráfico.

7. Descripción e imágenes de tus productos.

En el mundo digital, tus clientes no van a poder mirar ni tocar tus productos. Ellos tendrán que guiarse por las descripciones y por las imágenes. Por tanto, tienes que elegir y ofrecer las imágenes más adecuadas, descriptivas y atractivas para el visitante. Es una inversión importante, lo sabemos, pero disparará el ratio de conversión y ventas de tu comercio online.

Las descripciones deben ser cortas, pero al tiempo contener detalles que generen interés. También deberían tener posibles usos del producto, especificaciones técnicas, dimensiones… ¿Ya has completado la investigación de palabras clave? Pues llegó el momento de aplicarlas a tus descripciones para mejorar el posicionamiento de tu sitio.

8. Nombre del dominio y creación de la tienda virtual

El nombre de tu dominio es muy importante, ya que no sólo debe reflejar tu identidad digital sino también ser memorable. Podría ser el nombre de tu compañía o un nombre específico sólo para Internet… Asegúrate de que está disponible y que puedes registrarlo. Tras esto, deberías hacer algo parecido con las redes sociales.

Ahora es cuando viene lo bueno: Toca crear una tienda virtual. A menudo, ésta será la mayor inversión que hagas. Tendrás que elegir la plataforma, entre cientos de posibilidades (las más conocidas son Woocommerce, Shopify y Prestashop). Aquí tienes unas pistas para facilitarte el proceso:
– Evalúa qué plataforma se adapta mejor a tus clientes potenciales (¿usan más el móvil o el ordenador?).
– ¿Cómo es la experiencia de usuario en general?
– ¿Ofrece la plataforma herramientas o elementos de configuración, que permitan mejorar la conversión y el SEO?
– Recuerda que tu meta es el largo plazo, asegúrate de que la plataforma elegida cumple con todos tus requisitos.

9. Analítica y KPIs

Ahora necesitas saber si tu comercio digital está obteniendo los resultados que esperabas. Has preparado un plan de negocio y tienes que ceñirte a él lo máximo posible. Pues bien, ahora viene lo interesante: vas a poder conseguir una ingente cantidad de valiosos datos, que no podrías obtener de ninguna forma en un entorno ajeno a Internet.

El primer paso es instalar una solución de analítica digital en tu comercio virtual (Google Analytics es la más habitual… ¡y es gratis!). El siguiente definir tus KPIs (Key Point Indicators) o métricas principales, que servirán para evaluar el éxito de tu modelo de negocio (¡No olvides hacer un seguimiento periódico!). Algunas de estas métricas son muy comunes en todos los negocios (ventas, margen, ratio de conversión…) y otras son específicas de los negocios virtuales (tiempo medio en el sitio, páginas vistas, fuentes de tráfico, etc,). Una vez las hayas definido, esos KPIs te permitirán medir el rendimiento de tu negocio digital, y acometer las decisiones necesarias.

10. Campañas de Marketing

Tu sitio web debería estar optimizado para buscadores y va a tomar algo de tiempo alcanzar un buen posicionamiento. Pero, si quieres atraer tráfico a tu comercio virtual, ahora tienes muchísimas opciones de marketing digital para probar, y, seguramente, la mejor opción para tu tienda virtual sea un mix de varias: email marketing, campañas de AdWords, programas de afiliación, publicidad en redes sociales, promociones offline, contenidos… Todas estas herramientas de Marketing tienen un coste, y seguro que quieres optimizar esta inversión al máximo, adaptándote al máximo a los hábitos de tus clientes potenciales.

11. Optimización del ratio de conversión

Bien, ahora tenemos tu sitio web publicado y funcionando, ya recibes visitantes, e incluso has generado las primeras ventas… ¡Enhorabuena!

¿Y ahora qué? Te preguntarás. Pues bien, ahora toca vender más. Y para vender más no queda otra que experimentar, para mejorar el ratio de conversión. Y la experimentación debe formar parte del ADN de tu estrategia digital, ya que es un proceso que nunca termina.

Tendrás que implementar test A/B en tu tienda online, mejorar tus campañas de Marketing para atraer tráfico más cualificado, adaptar tus servicios (plazos de entrega, precios, promociones…) al mercado, y controlar muchas otras variables.

Pero, tengo buenas noticias para ti: Si todo este proceso de creación de una tienda digital te parece complicado, no estás solo. Somos expertos en comercio digital y podemos ayudarte. Sólo tienes que contactarnos y estaremos encantados de ayudarte a incrementar tus ventas o a comenzar tu aventura digital.

Bueno, quizás hasta te has planteado que crear una tienda virtual no es exactamente la mejor opción para ti. No hay problema: Podemos asesorarte y ayudarte también a comenzar con una opción más sencilla como vender en Amazon o en cualquier otro marketplace. ¡Contáctanos!

Lee más sobre