Elegir una estrategia de publicidad en Redes Sociales: Facebook, Instagram, LinkedIn y Twitter

Si estás pensando en anunciarte en redes sociales, es importante tener claro qué quieres conseguir, para exprimir al máximo cualquier presupuesto de inversión. Hay varios temas que deberíamos tomar en cuenta a la hora de elegir una estrategia de publicidad en redes sociales.

Facebook

Sin duda, Facebook es el mejor canal para impactar al máximo número de personas y a la vez nos brinda muchas opciones de alcanzar a audiencias específicas. Aunque Facebook lleva varios años de polémica relacionado con su targeting y prácticas, sigue siendo un canal excelente para impactar a clientes. El reach orgánico de nuestras publicaciones en Facebook es bajísimo; la plataforma se esfuerza en asegurar que lo que publicas impacta a pocas personas, así que una regla básica es promocionar posts para dar a conocer tus servicios, productos y empresa. Facebook es el canal generalista por excelencia. Tiene 2.130 millones de usuarios activos al mes: tu madre, el cartero y la monarquía británica usan Facebook.

Cuando elaboras un plan de publicidad en Facebook considera las opciones de segmentación que ofrece: en especial la posibilidad de lanzar anuncios a audiencias look-a-like (una audiencia basada en un listado tuyo de clientes,fans, data de tu app o pixel) para impactar a prospectos que son parecidos a tus clientes existentes. Otra herramienta potente en Facebook es el retargeting (o remarketing): puedes crear una audiencia en Facebook que consiste en personas que ya han visitado tu web por ejemplo. Estas personas ya te conocen, y puedes lanzarles publicidad en base a sus preferencias.

Finalmente, a pesar de tener un público enorme, Facebook ofrece una gran posibilidad de segmentación de publicidad en base a país, ciudad, código postal, edad, idioma, intereses de todo tipo e inclusión o exclusión en base a ciertos criterios (fans de la página por ejemplo). Combinando lo que ya sabes de tus usuarios existentes y aprovechando las herramientas de segmentación de Facebook puedes lanzar publicidad con mensajes específicos al target adecuado.

Instagram

Instagram es la red de gran alcance más visual donde los usuarios suben fotos y videos de sus momentos diarios. Ofrece formatos publicitarios tradicionales como foto o video, y también la posibilidad de publicitar en la sección de Stories donde las publicaciones desaparecen en 24 horas. Aunque Snapchat, la otro plataforma “joven” por excelencia es muy popular en Estados Unidos, Canadá, Bélgica, UK y Arabia Saudí, Instagram tiene más de 800 millones de usuarios activos, y es la red más popular para publicaciones centradas en imagen en el mundo. Por eso, no es de sorprender que casi la totalidad de marcas de moda y cosmética y casi todos los celebrities activos online tienen cuenta de Instagram. Este canal sigue teniendo más usuarias que usuarios, pero cada vez es más popular entre los hombres.

Otra característica interesante de Instagram es que se actualiza a menudo con nuevas funcionalidades. (¿Cuándo fue la última vez que Twitter tuvo una  actualización?). Los cambios y adiciones a Stories en especial permiten una presentación espontánea y desenfadada, algo muy interesante para muchas marcas que quieren mostrar su lado más humano. Los usuarios de Instagram tienen bastante predisposición a seguir una marca y también a investigar hashtags determinados sobre temas de interés. Los datos muestran que las marcas no deberían abusar de hashtags en general, y por ahora, en la publicidad pagada de Instagram, los hashtag utilizado en Stories o post patrocinados no aparecen en la búsqueda de hashtags.

Instagram también  ofrece muchas posibilidades de segmentación, ya que pertenece a Facebook, pero como su audiencia es más pequeña, el número de usuarios alcanzados es un poquito menor.

Desde luego, si tu producto, servicio o marca se beneficia de fotos o video hechos para el consumo rápido, Instagram es un canal ideal para publicitarte. También es un canal muy efectivo para alcanzar usuarios entre 18 – 49 años.  .

Influencers

No podemos hablar de IG sin hacer una parada y comentar la publicidad con influencers. Los influencers son especialmente potentes en Instagram, Snapchat o YouTube; los canales más visuales. Aunque también hay influencers por sector en otros canales sociales– por ejemplo influencers de tecnología en Twitter o empresarios en LinkedIn. Si vas a trabajar con un influencer para promocionar tu marca, deberías pensar en varias cosas:

  • Alcance: ¿esta persona realmente influye a la audiencia que quieres alcanzar? ¿Está presente en los canales sociales donde tu público reside? ¿Es relevante demográficamente?
  • Adecuado: un influencer es famoso o bien conocido por tener expertise en un campo determinado. Asegúrate de que la colaboración que tienes en mente tenga sentido: por ejemplo contratar a Kim Kardashian para promover viajes a Finlandia no tiene mucho sentido, pero para promocionar pestañas postizas sí.
  • Transparente: recuerda que la Ley en muchos países dicta que los influencers tienen que revelar cuando sus publicaciones tratan de un anuncio o un acuerdo comercial con una marca.
  • Beneficio mútuo: Al contrario de la publicidad tradicional o digital más “clásica”, los influencers son personas reales: se preocupan de su imagen, las opiniones de sus seguidores, etc. Por ello, cualquier influencer querrá asegurar que tu marca o productos son un buen encaje con su presencia online, y de lo contrario seguramente no llegarás a un acuerdo de colaboración. El beneficio de una colaboración tiene que ser mútuo.

LinkedIn

LinkedIn es el canal por excelencia de networking profesional y ofrece una segmentación excelente por tipología de trabajo y empresa. Por tanto es la red perfecta para publicidad B2B. LinkedIn brinda opciones de segmentación de campañas de publicidad que incluyen datos demográficos, nombre del puesto de trabajo, compañía, sector o habilidades. Como las otras redes, ofrece opciones de retargeting (remarketing) y audiencias look-a-like mediante los visitantes a tu web o una lista de contactos.

Uno de los formatos más interesantes disponibles en LinkedIn para las empresas son los InMails patrocinados, que son mensajes que puedes personalizar y mandar a tu audiencia target en esta plataforma. Estos mensajes entran en su buzón, igual que los mensajes que vienen de otros usuarios. Otro formato muy interesante en LinkedIn es el Lead Generation Form. Parecido a los lead form en Facebook, este formato en LinkedIn es muy valioso por la segmentación profesional que ofrece la plataforma, y el hecho de que el formulario se rellena automáticamente con la información que tiene LinkedIn cuando el usuario concede su permiso. Así el usuario ahorra tiempo y es menos dado a abandonar si completar tu formulario.

Si tu negocio tiene necesidad de conectar con un público profesional específico— por ejemplo– managers de recursos humanos en Bélgica, LinkedIn es la plataforma ideal. El único óbice es que la publicidad en LinkedIn es bastante cara: mejor empezar con una campaña pequeña y expandir  si te va bien.

Twitter

Twitter tiene un problema de crecimiento–entre que hay muchos usuarios que lo encuentran confuso y otros tantos que se sienten horrorizados por el nivel de bullying y bots en esta plataforma, Twitter lleva tiempo estando de bajón. Sin embargo, su público existente (330 millones de usuarios activos) es fiel y activo en esta plataforma, a pesar de sus críticas. Twitter destaca por dos razones principales: su relevancia en real-time, es decir, lo que está pasando al momento (vease cualquier día los tweets de Donald Trump o sobre Operación Triunfo) y los hashtag que representan temas de conversación masiva.

Las marcas pueden aprovechar de estas dos facetas: aprovechando para publicar y promocionar contenidos en real-time puedes llegar a más gente en el momento clave. También la segmentación por keywords / hashtag que ofrece Twitter es ideal para compartir contenidos o ofertas con usuarios que han mostrado interés en un tema anteriormente. Twitter ofrece la posibilidad de mostrar tus tweets patrocinados a usuarios que siguen cuentas determinadas– por ejemplo tu competencia. Claro que también ofrece otras segmentaciones que esperamos: nuestros propios followers, audiencias look-a-like, retargeting, intereses y demográficas relevantes.

Aparcando un momento la publicidad, Twitter es el canal de servicio al consumidor de preferencia para muchos usuarios que optan por mandar mensajes directos en Twitter en lugar de llamar por teléfono o entrar en tu web. Por ello, es importante responder rápido y con amabilidad a los clientes en este canal. Las empresas que muestran su lado más humano en este canal, e interactúan con los usuarios, suelen ser las que mejor paradas salen.

Igual que cada red social tiene unas características únicas en cuanto a su uso y público, lo mismo pasa con la publicidad. Si quieres descubrir más sobre cómo elaborar una estrategia de publicidad en redes sociales, contáctanos.

Lee más sobre