Publicidad en Google: ¿Dónde aparecerán mis anuncios?

La publicidad digital sigue creciendo en facturación año tras año en España, y parece que la tendencia se va a mantener en el futuro. Una de las dudas más recurrentes del cliente primerizo en estas lides es la de saber dónde se van a mostrar los anuncios de sus campañas publicitarias. Y, claro, como casi todo en la vida, la respuesta es… ¡depende!

 

¿De qué depende?

Pues en este caso no depende del color con que se mire, sino de cómo se configuren los siguientes factores básicos:

  • Segmentación que hayas elegido: palabras clave, páginas web, características demográficas, ámbito geográfico… Las opciones son muy amplias.
  • La audiencia que hayas seleccionado: puedes mostrar tu publicidad a características amplias de la población (grupos de edad, sexo, hábitos…) o limitarla sólo a pequeñas audiencias escogidas de tu sitio web.
  • Tipo de anuncio que hayas escogido: No todos los anuncios aparecen en toda la red de Google.

La red publicitaria de Google:

Cuando se piensa en la publicidad de Google (AdWords) se tiende a visualizar esos simpáticos anuncios de texto que nos acompañan en gran parte de las búsquedas que hacemos en Google. Y sí, son una parte de la oferta de Google pero no son el todo. Sigue leyendo si quieres saber qué opciones publicitarias tiene Google y dónde podrían aparecer tus anuncios

 

1. Red de Búsqueda Google

Tus anuncios podrían aparecer en las páginas de resultados de búsqueda, justo en el momento en el que tus potenciales clientes están buscando el producto o servicio que ofreces.
La publicidad de búsqueda se muestra siempre por encima (o por debajo) de los resultados orgánicos de búsqueda dependiendo del ranking que tenga el anuncio en el momento en que se produce la búsqueda. ¿Y de qué depende el ranking del anuncio? En parte de lo que pagas, pero no es un factor primordial en este ranking. De momento, quédate con que la configuración es muy importante. Y para ello hay que conocer las reglas de Google.
Para que estos anuncios se muestren, debes elegir una lista de palabras clave que reflejen eficazmente tu producto, servicio o marca.
Teniendo en cuenta que cada día se registran varios billones de búsquedas en Google, la rentabilidad de esta plataforma radica principalmente en esta selección de palabras clave y en cómo sean de relevantes tus anuncios para tus potenciales clientes. Aquí tienes que ser efectivo y convencer.
La publicidad de búsqueda se muestra siempre por encima (o por debajo) de los resultados orgánicos de búsqueda dependiendo del ranking que tenga el anuncio en el momento en que se produce la búsqueda. ¿Y de qué depende el ranking del anuncio? En parte de lo que pagas, pero no es un factor primordial en este ranking. De momento, quédate con que la configuración es muy importante. Y para ello hay que conocer las reglas de Google.

Anuncios Google

El clásico anuncio se compone de dos títulos, una URL visible y una descripción. A estos anuncios puedes además añadirles múltiples extensiones, que aportan información adicional: telefono, localización, enlaces adicionales, mensajes de texto, promociones, y otros tantos.

Anuncios Google

 

2. Red de Contenido Google

Aunque te cruzas con ellos a diario, no todo el mundo sabe que Google dispone de un extenso inventario de más de 2 millones de sitios web en los que situar tu publicidad. Según especifica la propia empresa, con este listado de sitios web se puede impactar en el 90% de los usuarios de Internet. Es lo que se conoce como Google Display Network (GDN) o simplemente red de Display.
Además de estos sitios web, la red de contenido incluye también aplicaciones móviles, Youtube, Gmail o Blogger entre otras conocidas plataformas.
Aquí la segmentación se basa más en el contexto del sitio web, y en la tipología del usuario que en su intención de búsqueda, por lo que el impacto en el potencial cliente se produce en un momento totalmente diferente al de la publicidad de búsqueda.
Puedes escoger audiencias que se basen en hábitos, segmentos demográficos, palabras clave, intenciones… o una mezcla de todas. Las posibilidades son muy amplias.

Los anuncios más conocidos de la red de display son los clásicos banners (animados o no), basados en la imagen. El principal óbice de este tipo de anuncios es que se necesita diseñar un set amplio de tamaños para ampliar su cobertura tanto en dispositivos móviles como en desktop.
Recientemente, Google simplificó todo este proceso creando los anuncios adaptables o responsive, que, con una configuración muy sencilla (logo + imagen + texto) cubren gran parte de este inventario de Display. Aquí la desventaja es que perdemos algo de control sobre nuestra imagen de marca, pero es cierto que ganamos en cobertura y simplicidad.
Además de estos anuncios, también hay formatos específicos para móviles, formatos de vídeo e incluso anuncios específicos para Gmail. Por lo que, aunque todos se pueden englobar en la red de Display, realmente son muy diferentes.
Aquí la efectividad se sustenta en encontrar la audiencia adecuada, en el emplazamiento adecuado y en el momento adecuado del proceso de compra en el que se encuentre el potencial cliente. Para GDN esta etapa suele ser una etapa mucho más temprana en la que incluso pueden todavía ni siquiera haber considerado la necesidad de adquirir tu producto o servicio. Aquí lo importante es cautivar y seducir.

 

3. Google Shopping

La publicidad de Shopping muestra una imagen de tu producto junto con la información básica del mismo y el precio. Para poder optar a Shopping debes abrir una cuenta en Google Merchant Center y subir tu listado de productos (feed) con los formatos y características que Google indica.
Los anuncios se muestran en las propias páginas de resultados de Google, tanto en el lateral como en la parte superior de la misma.
El cómo de bien esté configurado tu feed marcará el éxito de tus campañas de Shopping, concretamente cómo de buenas sean las descripciones e imágenes de tus productos.
También el precio jugarán un factor primordial en la elección o no de tu producto por parte de los clientes potenciales. Aquí ni se seduce ni se convence, aquí se compara.
Por lo que este tipo de publicidad no es apta para todos los anunciantes. Si no tienes un buen precio y un buen margen, quizás no merezca la pena.
Las campañas de Shopping multiplican la visibilidad de los productos y son una buena forma de potenciar tus ventas.

 

Como ves, las posibilidades para tus campañas de publicidad son muy extensas. Y de cómo utilices y configures cada una de estas plataformas dependerá que multipliques tus ventas o no. Nosotros podemos asesorarte, configurar y gestionar por ti todas estas plataformas. ¿Hablamos?

 

Lee más sobre