Blog
Noticias y novedades en marketing digital

5 claves para crear Content Marketing efectivo

All Around

En los últimos diez años, el marketing de contenidos ha ganado mucha popularidad y a menudo se ha presentado como una solución revolucionaria para las marcas, algo así como una panacea de la comunicación online que te puede catapultar al éxito. Si bien invertir en content mkt o branded content puede ser un factor decisivo para el crecimiento de las marcas, el marketing de contenidos es más bien una herramienta con potencial de ensalzar otras técnicas de marketing y que ha de estar basada en una estrategia y un plan de distribución enfocado al medio y largo plazo.

Cierto es que hay empresas que pueden llegar tener éxito sin desarrollar apenas su contenido digital, porque tienen otras prioridades más urgentes, porque abandonaron cuando no vieron resultados inmediatos o por falta de medios para desarrollarlo, por ejemplo. Pero la realidad es que mientras tanto sus competidores pueden estar aprovechando esa ventaja para ocupar ese vacío, diferenciarse y amplificar su marca online a través del marketing de contenidos.

La pregunta es: ¿Cómo podemos desarrollar una estrategia de contenido sostenible y efectiva que esté basada en contenidos de valor? Resumimos algunos de los trucos para contar con contenidos de marketing en 5 puntos.

 

  1. Encuentra la frecuencia de publicación que te funcione mejor para garantizar la continuidad de tu branded content y que te permita ver los primeros resultados.

Con el content marketing a menudo puede pasar más de medio año hasta que se empiezan a ver los primeros resultados. Comparado con otras tácticas de marketing online con tráfico o ventas más inmediatos, puede resultar bastante desalentador y difícil de justificar internamente su inversión. Es el talón de Aquiles del marketing de contenidos. No hay que olvidar que el content mkt es una carrera de fondo y lo ideal es encontrar el punto de equilibrio entre el presupuesto y el esfuerzo humano que se invierte con la frecuencia de publicación para garantizar su continuidad en el tiempo.

Para ello, lo más apropiado es desarrollar y documentar una estrategia de contenido antes de embarcarse en esfuerzos más significativos. La intención o el compromiso de un equipo no es suficiente, hay que respaldarlo con una hoja de ruta que justifique nuestra actividad y nos ayude a crear contenido de la manera más óptima posible.

 

  1. Desarrolla un plan para amplificar la difusión de tu content marketing y asegurar la máxima vigencia de tu contenido.

¿De qué sirve dedicarle horas a crear contenidos si no llega a las manos de tu público o se desvanece al cabo de unos días? Si tu contenido es invisible o demasiado fugaz como para poder despertar interés meses después de su publicación, es difícil que resulte efectivo.

Lo mejor es no depender únicamente en el contenido que se encuentra orgánicamente o del famoso word of mouth, sino combinarlo también con la distribución a través de medios de pago que amplifiquen su difusión. Asimismo, lo más recomendable es centrar esfuerzos a la creación de piezas de contenido que resistan “la prueba del tiempo” y que mantengan su relevancia más allá del día de publicación, para que sigan dando resultados para nuestra marca en el medio-largo plazo.

 

  1. Arriesga y haz pruebas hasta encontrar el formato de contenido que mejor te funciona. Luego, vuelve a reinventarte.

Existe tanto volumen de contenido en la red en infinidad de formatos que en ocasiones lo que publicamos se puede transformarse en ruido ambiental y pasar desapercibido. Esto se contrarresta precisamente con el desarrollo de material de calidad y buscando el formato más efectivo para hacer llegar el contenido que quieres comunicar a tu audiencia.

Estudia a tu público y reinventa tu contenido tanto como puedas. Busca ese aspecto diferencial y distintivo en el que coinciden tu marca y tu audiencia, y explótalo. Ensaya con diferentes estilos de comunicación, temas nuevos y enfoques. Utiliza formatos más allá del blog posting, prueba con el video marketing online, webinars, microsites, infográficos, e-books, podcasts… hasta encontrar lo que más resuene con tu audiencia; y al mismo tiempo, busca el equilibrio entre el contenido gratis y el gated content (para generar leads u obtener información del usuario) o de pago, de forma que le puedas sacar el máximo beneficio para alcanzar tus objetivos globales de marketing.

 

  1. Apóyate siempre en el SEO. Crear contenido de calidad no te garantiza mejores posiciones en buscadores.

Hacer content marketing NO es hacer SEO, pero un buen contenido y un SEO efectivo van estrechamente de la mano. Así como una pieza de contenido repleta de keywords de la manera más simplista y sin valor añadido no va a engañar a los buscadores, a menudo se cae en la trampa del contenido de calidad, olvidando otros requisitos que nos ayudan a alcanzar objetivos de posicionamiento y de difusión.

Es fundamental trabajar ambas disciplinas conjuntamente para que puedan beneficiarse la una de la otra. Concéntrate en crear contenido con valor añadido, con mucha información y que resulte en una experiencia del usuario positiva, además de utilizar palabras claves conscientemente y en un contexto adecuado.

 

  1. Sé selectivo a la hora de escoger las métricas de content marketing que van a evaluar tus resultados.

¿Qué nos dicen las métricas sobre nuestro marketing de contenidos? Es frecuente centrarse en medidas de volumen y actividad como el tráfico, suscripciones o engagement para justificar la inversión en la creación de contenidos, olvidando sin embargo que esos números no se traducen necesariamente en mejores resultados desde el punto de vista de los objetivos de tu estrategia global de marketing.

Las métricas que utilices para valorar el rendimiento de content marketing pueden cambiar significativamente la percepción sobre el éxito del programa. Escoge las métricas que mejor se adapten a tus objetivos de marketing, céntrate en esos objetivos y monitoriza las métricas que te ayuden a obtener una visión lo más realista posible de la eficacia para tu marca de los contenidos que publiques, como ventas o la calidad de los prospectos, por ejemplo.